fbpx
Ventajas de los colchones ecológicos

Descubre las ventajas de los colchones ecológicos

Los colchones naturales son un descanso para ti y para el planeta


Un descanso reparador responde a nuestra necesidad de bienestar, pero también corresponde al cuidado del espacio en el habitamos… el medioambiente. La propuesta verde ha dicho “presente” en diferentes campos y parte de ello, también la integran nuestras horas de sueño. Los colchones ecológicos son un alivio para naturaleza.

Las estrellas de los productos renovables son merecidas porque contribuyen a la protección del ecosistema, al cuidado de tu salud y al de tu familia. Cuando abrimos el abanico de opciones para dormir tranquilos, los colchones naturales encabezan el listado, en breve te contaremos por qué…

    • Son hipoalargénicos. Para quienes padecen de afecciones respiratorias, los colchones ecológicos son un excelente aliado en su descanso continuo. Combaten las alergias y aminoran los problemas respiratorios que, en ocasiones, interfieren en nuestro descanso. Este beneficio es gracias a los materiales naturales usados en su fabricación.
    • Los colchones ecológicos son termoreguladores, adecuándose a las estaciones del año. Funcionan como aislante térmico en invierno y en verano ofrecen una sensación de frescura. Su tecnología es ideal para la temporada de calor o para las personas calurosas, evitando un sueño interrumpido por el calor.
    • La adaptabilidad es un factor predominante cuando compras un colchón. Debido a su elasticidad, se amoldan a cualquier tipo de cuerpo y no producen hundimiento, un aporte excelente para nuestra columna, ya que mantiene la postura correcta y alivia la presión en la zona cervical y lumbar. El sueño más incompleto suele producirse en el colchón más incómodo e incluso, “doloroso”.

      ¡Los colchones ecológicos mejoran tu salud y reducen el impacto ambiental!

  • Los materiales con los que son elaborados los colchones orgánicos proporcionan suavidad, gracias a sus fibras naturales; además son transpirables, dado que absorben la humedad y el sudor. Con frecuencia, cuando hay bebés en casa, el colchón retiene restos de orina y si su colchón tarda en evaporar el líquido que lo atraviese, el “pis” permanecerá por más tiempo y dará paso al mal olor. Los colchones ecológicos tienen una mejor circulación de aire entre su estructura interna, haciendo desaparecer en poco tiempo la humedad.
  • SÍ al medioambiente. Son hechos con compuestos orgánicos, libre de VOCs (Compuestos orgánicos volátiles), responsables de la emisión de gases; es decir, carecen de sustancias sintéticas nocivas para tu salud y la de la capa de ozono. Adicional a ello, sus componentes favorecen el proceso natural de restauración, puesto que la materia prima empleada es renovable. 
  • Su vida útil es de 10 años aproximadamente, de acuerdo al cuidado que le demos. El periodo puede prolongarse; sin embargo, con el paso del tiempo va disminuyendo la calidad de sus beneficios.

Los colchones ecológicos están fabricados principalmente de látex, algodón y lana, aunque se ha incluido el bambú y la soja. Las cualidades de cada uno varían, pero todos confluyen en la misma línea: el impacto positivo al planeta Tierra, sus aportes saludables y la eliminación de agentes químicos en nuestras habitaciones.

Podríamos atrevernos a marcar los colchones ecológicos en la lista de “Favoritos” y despejar las dudas en cuanto a la inversión que haremos en nuestro rendimiento motor y cognitivo. Es terrible despertar cansados “del descanso”, en Lobide estamos seguros de que si la experiencia de sueño no es confortable, repercutirá en nuestras labores diarias.

Sabemos cuán importante es tu tiempo. ¡Gracias por leer este artículo! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.