fbpx
Limpiar tu colchón sin usar productos químicos

¿Cómo limpiar tu colchón sin usar productos químicos?

Un colchón limpio, un sueño saludable

 

Somos fanáticos del buen descanso, de la frescura y del bienestar, pero para conseguirlo en nuestra “zona de sueños” es importante asegurarnos de su cuidado y darle el seguimiento que amerita. Sabemos que es el espacio donde nos desplomaremos al concluir las labores del día, y convertirlo en un depósito de gérmenes o bacterias sería acumular pesadillas a nuestro descanso. Al limpiar tu colchón debes tener en cuenta los productos que utilizas y su efecto en tu salud.

La limpieza de las camas debe ser periódica, para prevenir la reproducción de agentes que puedan acarrear complicaciones. En este sentido, en Lobide te hemos preparado algunos tips para mantener la higiene de tu colchón sin usar productos químicos, que puedan desencadenar efectos desfavorables a nuestras horas de sueño y al medioambiente:

Antes de usar algún producto, es recomendable abrir las ventanas de tu dormitorio para una mejor ventilación, y aspirar directamente el colchón, desechando el polvo y permitiendo una mejor absorción de los materiales que aplicaremos en el tejido del colchón.

¡Aquí te mostramos algunas soluciones para limpiar tu colchón sin usar productos químicos!…

 

  • El bicarbonato de sodio será el mejor aliado para la higiene de tu colchón. Se caracteriza por ser antibacteriano y antiséptico, y además es un compuesto natural EXCELENTE para la eliminación de malos olores. La fórmula es sencilla: espolvorea bicarbonato sobre el colchón y déjalo actuar durante la noche (preferiblemente); al día siguiente, debes limpiar tu colchón, retirando el bicarbonato con una aspiradora o, en su defecto, con un secador de pelo.
  • Si el problema es una mancha poco invasiva, el bicarbonato de sodio salta entre las alternativas libres de químicos, por su ácido natural. Mezcla en un recipiente agua tibia, bicarbonato y un par de gotitas de aceite esencial de romero o lavanda, hasta conseguir una pasta homogénea. La aplicas con un trapito, directamente sobre el área afectada de tu colchón y restregas conforme aclara la mancha. Con un trapo humedecido de agua, remueve la pasta y secas el colchón con un secador de pelo, ¡Evita la humedad!
  • El sudor, la saliva o la orina van creando manchas amarillas en los colchones, generan mal olor y promueven la proliferación de ácaros. Para estas marcas, recomendamos otro elemento ecológico: el vinagre blanco. Este “tomará las riendas”, actuando con el bicarbonato. ¿Cómo? Aplicas el vinagre con un rociador o con una toallita sobre la mancha, lo dejas actuar por 10 minutos; seguidamente, esparces bicarbonato en el mismo lugar y das tiempo a que termine el proceso natural de efervescencia. Esperas que se seque y eliminas los residuos con la aspiradora. Este match también se puede emplear para los rastros producidos por el vómito.
  • La levadura, con el agua y la sal se añade a la lista verde para retirar las manchas. Une los tres ingredientes en un envase y revuelve. Después de obtener la solución, extiéndela sobre el área afectada y frota con una toalla, haciendo movimientos circulares; la dejas reposar por 30 minutos y retiras con un trapo húmedo, hasta que desaparezcan los residuos. Puedes secar el colchón exponiéndolo al sol o con la ayuda de un secador de pelo.
  • ¿Eliminar manchitas de sangre en el colchón? Cuando ves la huella roja perfectamente delimitada en tu sábana, por alguna herida de nuestro cuerpo o por la menstruación, comienza el pánico. ¡Descuida, tenemos la solución inmediata y natural! Lo primero que debes saber es que mientras más rápido la remuevas, más fácil desaparecerá y evitarás que penetre en el tejido del colchón. Puedes colocar un cubito de hielo o leche fría sobre la huella roja y disiparla; pero si la mancha ha penetrado la superficie del colchón, recurre una vez más al bicarbonato y esta vez lo acompañarás con agua fría, humedeciendo un trapo y restregando el remedio. Espera media hora, limpia solo con agua y seca bien. 

Recuerda que nuestros cuerpos reposan a diario sobre los colchones y toda producto que se impregne en él responderá negativamente en nuestro organismo, además, acortará la vida del colchón. Por tal motivo, es importante sacudir las sábanas a diario y cambiarlas, al menos, semanalmente; aspirar la superficie del colchón antes de colocar la nueva cubierta, para desechar los agentes que puedan propiciar la reproducción de los ácaros. ¡Limpiar tu colchón con elementos naturales te traerá excelentes beneficios!

En Lobide, te recomendamos agregar a tus colchones una funda protectora o  doble ropa de cama, afín de formar una cubierta que evite que la suciedad u otros elementos se adhieran fácilmente a tu lugar favorito… el de relajación. Desinfectar el colchón una vez al mes le ganaría la batalla a las enfermedades respiratorias, oculares o cutáneas originadas por la acumulación de cuerpos externos.

El sueño reparador es aquél que se caracteriza por su continuidad, sin interrupciones; por alcanzar la relajación profunda y por optimizar la salud, justamente nuestro objetivo en Lobide. Diseñamos tus sueños en función de un descanso saludable. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *