fbpx
Colchones ecológicos inhibidores de señal

¿Sabías que los móviles facilitan nuestras tareas, pero enferman al medioambiente? ¡Con los colchones orgánicos esto no ocurre!

¿Cuántas veces revisas tu equipo móvil durante el día? ¿Cuántas aplicaciones o funciones te han facilitado las tareas? ¿Cuán necesario es disponer del teléfono en 24 horas? Así es, en el siglo XXI es uno de los dispositivos electrónicos con mayor uso en el mundo; independientemente de la edad del usuario, su versatilidad acapara nuestra atención y nos da respuestas inmediatas en los diversos panoramas. No cabe duda de que se ha colado entre las necesidades de la sociedad; aunque por otro lado, su efecto electromagnético afecta nuestro descanso. En este sentido, hemos ideado un colchón orgánico que elimine ese efecto de nuestro cuerpo mientras dormimos.

Desde que despertamos, el móvil nos acompaña como una guía inseparable en casa, en el trabajo, en la escuela o en los momentos de ocio. Se estima que una cuarta parte de la población mundial no cuenta con uno, y es que la relación humano – móvil ya es casi simbiótica. Son tan indispensables que es imposible considerarlos inútiles y aunque su funcionalidad sea irresistible, ¿Conoces los recursos que se necesitan para hacer tu vida más fácil?

  • Agua, grafito, metano, coltán, níquel, acero, estaño, oro, plata, mercurio, plomo, cadmio… son algunos de los elementos utilizados para la fabricación de un móvil. Los tres últimos son metales pesados y tóxicos, su densidad es cinco veces superior a la del agua. El plástico, aunque no está en la lista, sí está presente en los equipos telefónicos y su participación en el deterioro ambiental también es nociva.

La explotación de los recursos extraídos de la naturaleza amenaza al equilibrio ambiental, trayendo consigo la contaminación del agua, del suelo y del aire. ¿Su consecuencia? La pérdida de los ecosistemas, ocasionada por los procesos a los que son sometidos. Quienes habitan cerca de las zonas mineras están potencialmente expuestos a los efectos que deja esta actividad en su salud y en el ambiente.

Te impactarán sus consecuencias en la vida del planeta Tierra, toma asiento…

 

  • El polvo de las minas de grafito contamina el aire y el agua.
  • Participan en el efecto invernadero, ya que producen dióxido de carbono (CO2). Su emisión se adjudica al proceso de extracción, manufactura y distribución de los equipos y, además, a su vida útil, en la que se estima que liberan 47 kilogramos de CO2.
  • Para las pantallas táctiles flexibles, delgadas y livianas, y para las baterías usan el grafeno, una sustancia elaborada a partir del grafito (carbono).
  • La batería de un teléfono es lo más nocivo para el ambiente. Con una de ellas se podrían contaminar 600.000 litros de agua, debido al cadmio que contiene. Cuando la desechas, reacciona a las condiciones climáticas y, en su descomposición, libera litio, plomo o mercurio, agentes letales para el planeta Tierra.

Como has leído, estos elementos no son biodegradables, pero los teléfonos sí podemos reusarlos o donarlos, siempre tendrán componentes en buenas condiciones y serán de gran utilidad para alguien y un enorme respiro para los ecosistemas. ¡No los tires a la basura!

 

Un colchón orgánico cambiará el efecto electromagnético.

 

Las ventajas de los “compañeros de bolsillo” son incuestionables, aunque su impacto ambiental parte desde la búsqueda de sus materiales. Unido a ello, el teléfono móvil trabaja con campos electromagnéticos, enviando radiaciones no ionizantes muy bajas, a las que estamos expuestos. Todo esto sucede para que la alarma del móvil te despierte, captures aquella preciosa imagen, escuches tus canciones favoritas o mandes ese mensaje importante.

Continuamente, estamos en contacto con las frecuencias no ionizantes, y como consecuencia presentamos cansancio o ciertas alteraciones de sueño. En Lobide hemos encontrado la solución para un descanso sumergido en bienestar, un colchón orgánico, libre de agentes electromagnéticos e incluso, bacterianos.

Incluimos a nuestra línea de colchones la tecnología Biocare, un tejido inhibidor de radiaciones emitidas por los móviles, para protegerte a ti y a tu familia, mientras recargas al 100 % tu energía. Quienes se inclinan por nuestros colchones orgánicos tienen la certeza de que su novedoso sistema gira en función a una vida saludable y que la exclusividad reflejada en cada uno de nuestros productos otorgará distinción a tu rinconcito de sueños.

Velamos por el descanso del planeta Tierra y por el vuestro, con colchones orgánicos creados en Bilbao. Nos motiva dejar impregnada una huella ecológica en tu dormitorio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *