fbpx
´técnicas de relajación para dormir sin interrupción

¿Has practicado estas técnicas de relajación para dormir como un bebé?   

«Es común que cuando me voy a la cama no descanse», este es un episodio que cada día tiene más adeptos y secuestra más noches de sueño. La cotidianidad, las preocupaciones, las largas horas frente a las pantallas o los episodios de ansiedad nocturna ponen señales de alarma en nuestro ciclo reparador, acurrucándose en el desvelo y el descanso interrumpido. Si te identificas con esa falta de energía matutina a causa del insomnio, tal vez es necesario que conozcas estos trucos de relajación para dormir del tirón… 

Consejos prácticos de relajación para dormir en poco tiempo. ¡No más giros e insomnio en la cama!

 

1. Disminuye el estrés con aromaterapia y duerme feliz con aceites esenciales

Cuando no podemos dormir por diversos factores, la aromaterapia aparece entre las opciones más recomendadas por la medicina natural para estabilizar el sistema nervioso, disminuir el estrés y recuperar esas noches en vela. En este sentido, se aconseja incorporar a la rutina de descanso aceites esenciales de lavanda o de azahar (entre lo más terapéuticos para descansar). Una idea es aplicar, al menos, 15 gotas en el difusor antes de acostarte y dar tiempo a que la habitación se impregne de la fragancia, tu cuerpo entrará en un modo de calma. 

O bien, otra alternativa muchísimo más duradera y cómoda es instalar un colchón con sistema de aromaterapia y propiedades sedantes. Esta cama es una propuesta ecológica de Lobide y tiene la particularidad de ayudar a inducir el sueño, gracias a las corrientes internas de vapor que destilan el aroma relajante de las flores de azahar. Esta tecnología de descanso coadyuva a recuperar el buen reposo, restableciendo el equilibrio mental y evitando que despiertes durante la noche. 

¡Quiero conocer la cama con aromaterapia! 

 

2. Técnica 4 7 8 para mejorar la respiración diafragmática y calmar la ansiedad. ¡Cae en los brazos de Morfeo instantáneamente!

 

El método 4 7 8 está enfocado en la respiración, especialmente en la que antecede al descanso profundo. Su objetivo es relajar todos los músculos del cuerpo, desacelerar el ritmo cardiaco y calmar la mente, en la medida que inhalamos mejor el oxígeno.  

¿Interesante? Si quieres ponerla en práctica, coloca la punta de la lengua donde empieza el paladar y, con la boca cerrada, respira por la nariz, cuenta hasta cuatro y retén el aire en los pulmones por siete segundos. Ahora bien, exhala el aire durante ocho segundos, suavemente, concentrándote en el intercambio respiratorio. 

Esta técnica también puedes emplearla para volver a tu tranquilidad en situaciones nerviosas como episodios de estrés laboral, miedo o sensaciones desagradables que puedan perturbarte. 

3. Incorpora un edredón más pesado y recupera la relajación para dormir profundamente.

 

Aunque suena un poco extraño, un equipo de científicos suecos descubrió en 2015 que, mientras más pesara el edredón y ejerciera mayor presión sobre nuestro cuerpo, mejor sería la calidad del descanso. Sus argumentos fueron desarrollados tras una mirada neurológica, basada en la estimulación de la presión. 

De acuerdo a los especialistas, este efecto de «mayor presión», hace sentir al insomne más seguro, mermando en el cerebro los niveles de cortisol y aumentando, a su vez, la serotonina (encargada de regular los ciclos de sueño) y la melatonina. La finalidad de esta técnica es bajar la presión arterial y el ritmo cardiaco y, de esta manera, llevar al cuerpo a un estado de relax total; disminuyendo, inclusive, los movimientos por las noches. 

4. Una ducha de agua caliente libera la presión, favorece la relajación y aumenta la posibilidad de un descanso satisfactorio. 

Este sí que es uno de los consejos más antiguos y efectivos para luchar contra el desvelo y poner al mínimo el estrés. Darte un baño de agua caliente por las noches, al menos una hora antes de irte a la cama, te ayudará a mejorar la temperatura corporal y, al mismo tiempo, la circulación de la sangre. Asimismo, a tu baño de agua caliente puedes sumarle unas gotitas de aceites esenciales (lavanda, romero, flor de naranjo) para activar la relajación a través de la aromaterapia. 

 

 5. Practicar la relajación muscular progresiva como entrenamiento de relajación para reducir la ansiedad.

 

La relajación muscular progresiva es un ejercicio ideal para eliminar la contractura muscular, liberar la tensión del cuerpo y, por lo tanto, bajar la carga de estrés. Consiste en tensar durante cinco segundos los grupos de músculos y relajarlos, lentamente, durante 30 segundos. 

La relajación muscular progresiva se hace partiendo de los dedos de los pies y, gradualmente, trabajando la parte superior (cuello y cabeza). Es un proceso que debe repetirse hasta sentir el reposo profundo del cuerpo. Si bien, los ejercicios de relajación son muy efectivos y beneficiosos para la salud, ya que equilibran diversos procesos como la digestión, el flujo sanguíneo, la concentración, la inquietud o el insomnio. 

Quedar tendidos sobre la cama apenas la tocamos a veces no resulta tan fácil como parece y debemos valernos de algunos truquillos como estos para recuperar la tan anhelada rutina de sueño. De cierto modo, un buen descanso es sinónimo de calidad de vida y de un cuerpo en plenitud, pero cuando esto falla, el funcionamiento del cuerpo se ve afectado y nuestros días se hacen más agotadores. 

Si tienes problemas para dormir como un bebé, combina la recuperación de tu sueño con una cama natural Lobide, diseñada para reformular el bienestar a tu gusto. ¡Dales la despedida a las noches en vilo y crea un vínculo estrecho entre tu vitalidad y tu descanso! ¡Forja tus sueños con Lobide! 

 

¿Sabías que 7 de cada 10 ciudadanos españoles padecen de insomnio? ¡No seas parte de estas estadísticas y revisa nuestros trucos semanales para lograr sueños de calidad!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *