fbpx
no puedo dormir por las noches

¿Qué hago para que me dé sueño? ¡No puedo dormir, estoy cansado! 

Compré la “almohada especial para sueño profundo”, esa que anunciaban por la tele; instalé la última versión de móviles hipnóticos y hasta Siri cuenta las ovejas conmigo, pero ninguna de esas estrategias ha sido útil al acostarme. No puedo dormir, y estar en la cama me produce estrés por la dificultad de conciliar el sueño. 

Comencé a probar métodos mucho más efectivos, súper saludables y estoy seguro de que, si los incluimos a nuestra vida, romperemos ese círculo vicioso de malas noches. ¿Estás listo para leer mis nuevos secretos para ir a la cama cuando lo deseo y no cuando el insomnio lo permite? ¡Presta mucha atención y deja de sumar ovejas y pastores! ¡Es hora de ponerle las baterías nuevas a tu descanso! 

 

¿Cómo saber si tengo un trastorno del sueño?  

 

Es crucial, antes de aplicar cualquier técnica de reposo, determinar si los desvelos corresponden a situaciones precisas en periodos cortos o si se trata de un cuadro crónico. De acuerdo con los especialistas de la Asociación Estadounidense de Psicología, las noches en vela se consideran una patología cuando a la persona se le dificulta dormir, por lo menos, tres noches a la semana durante tres meses 

En efecto, al acumular más horas sin descansar, el ciclo natural del cuerpo se altera y experimentamos síntomas como fatiga, irritabilidad, agotamiento, dificultad para memorizar o para concentrarse, cambios de humor, somnolencia, depresión o ansiedad. Es un hecho, el sueño interrumpido o un mal descanso es un ataque sin precedentes al cuerpo, con secuelas graves, si no se trata a tiempo. 

Así pues, los trastornos del sueño están relacionados con diversas causas como eventos traumáticos, preocupación o estrés (laboral, social, económico, familiar), el uso de ciertos fármacos, cambios en la rutina de sueño o alteración en el espacio de descanso (una nueva habitación, por ejemplo), modificación en el horario laboral, envejecimiento, enfermedades o trastornos en la salud mental.   

No obstante, padecer de insomnio implica un desbarajuste en la vida diaria y en las relaciones interpersonales, por lo que, es vital acudir cuanto antes a técnicas de sueño, métodos de relajación, entrenar la higiene del sueño o buscar asistencia profesional.  

¿Cómo dormir bien y no afectar el descanso de mi acompañante? ¡Estas técnicas serán un doble alivio!

A veces, el insomnio puede repercutir, inclusive, en la salud de nuestro acompañante. Como consecuencia, cada movimiento que hacemos en la cama buscando la postura perfecta, levantarnos con frecuencia en la madrugada, despertarnos muy temprano o el uso prolongado de las pantallas irrumpen el sueño reparador del otro. Por lo tanto, es vital aplicar algunos de estos tips para recuperar el descanso en pareja:  

– Ambientar el dormitorio previo al ritual de descanso. Bien, uno de los trucos claves y fáciles para acostarse es tener las condiciones adecuadas en la habitación. Por este motivo, debes asegurarte de que haya una temperatura agradable (entre 20 y 22 grados) y suficiente oscuridad. Además, vale recalcar que debe ser un entorno silencioso y tranquilo. 

– Emplear la aromaterapia y relajarse con las fragancias. Esta es una de las opciones de relax más usadas y data desde el Antiguo Egipto, es una práctica milenaria que aún conserva intactas sus bondades. 

Está comprobado que, el uso de aceites esenciales activa la segregación de endorfinas, responsable de producir la sensación de bienestar y relajación. Por consiguiente, usar fragancias para dormir es un exquisito aliciente para las largas noches. 

Puedes aplicar algunas gotitas de aceite esencial de lavanda, manzanilla o flor de naranjo en un dispensador y esparcirlo por la habitación, de manera que se impregne su aroma en cada rincón y tanto tu pareja como tú puedan disfrutarlo y caer como plomos en la cama. 

 

No puedo dormir de noche: ¿cómo preparar el dormitorio para combatir el insomnio? 

 

– Haz un entorno súper orgánico y desestresante, regalando un poco de oxígeno y verdor a vuestro refugio de descanso. ¡Sí, nos referimos a las plantas! Ellas, unido a su poder revitalizante y purificador de los espacios, también son un excelente aporte relajante, “dosificado” en pequeñas macetitas para la alcoba.  

Colocar un par de plantas en la habitación te ayudará a bajar los niveles de estrés. El jazmín y la lavanda tienen el primer lugar entre las más recomendadas para inducir el sueño. La primera, por su parte, transmite un efecto de quietud, gracias al color blanco de sus pétalos. Mientras que, la lavanda lo alcanza a través de su fragancia, única para reducir el estrés y la ansiedad.  

– Una cama para dos con sistema DUO. Hoy día, una de las tendencias en superficies de descanso son las camas exclusivas para dormir en pareja, con un mecanismo innovador, que inhibe los movimientos del acompañante, reduciendo al máximo la transferencia del rebote y el hundimiento. 

Adicionalmente, estos colchones tienen independencia de lecho y cuentan con espumaciones distintas, acopladas a las necesidades de cada soñador. En pocas palabras, es como si se tratara de dos camas en una. Esta alternativa de Lobide es una idea Premium, a medida, confeccionada para dormir en pareja y no interferir en sus sueños. 

Quiero sueños de calidad

 

5 consejos para dormir mejor y reponer tu vitalidad. ¡Todo tiene su momento!

Tras haber pisado los signos del insomnio y comprender que el conteo de las ovejitas no tendría cabida, hallé otros remedios y costumbres más provechosos, que si bien, influyen en el equilibrio del cuerpo y, por ende, lo premia con horas de reposo más satisfactorias. Estos datos te caerán como anillo al dedo: 

  1. Ten una alimentación balanceada, sobre todo a la hora de la cena. Lo más aconsejable es que ingieras comidas ligeras, bajas en grasa y con poca azúcar, evita el picante y las sustancias estimulantes.
  2. Acepta la luz del sol, preferiblemente por las mañanas. Un poco de vitamina D no solo te provee de energía, sino que ayuda al cuerpo a controlar los ciclos de sueño, mediante la regulación del ritmo circadiano. Asimismo, esos rayitos matutinos del Astro Rey son una «cucharada» de serotonina, precisa para equilibrar estados de ánimo y evitar trastornos depresivos.
  3. Incluye un poco de actividad física a diario y vencerás. Cuando hacemos ejercicios, bailamos, realizamos algún deporte o practicamos yoga, nuestro cuerpo libera la tensión acumulada, incrementando así, la posibilidad de conseguir un descanso profundo apenas toquemos la cama.

¡No más “no puedo dormir”! ¡Encuentra tu descanso en la desconexión!

4. Desactiva las preocupaciones y conecta con tu alma, ¡medita antes de dormir y mejora la calidad del sueño! Su impacto en tu recuperación es positivo, ya que silencia los pensamientos ruidosos, estimula la concentración y aumenta la probabilidad de tener un reposo pleno. 

5. No oprimas el botón snooze de la alarma. Esos “cinco minutos más” es uno de los peores hábitos que podemos adquirir, porque rompemos abruptamente el ciclo de sueño, prolongando aún más la somnolencia y acrecentando, de esta forma, la pésima calidad del descanso. 

Incluir estos tips a tu rutina y agregarle un poco de esfuerzo y disciplina, dará pie a la recuperación de tu deseado descanso. Dicho de otro modo, tan pronto como percibimos los indicios del desvelo, es esencial abocarse a la higiene y a la reparación del sueño profundo, puesto que es la terapia más sana para nivelar el funcionamiento corporal. En consecuencia, tener un horario de sueño regular, “independizado” de las alarmas y controlado, más bien, por el reloj biológico y los estímulos de luz ayudará, sustancialmente, a reponer el sueño de calidad. 

 

¿Quieres dormir sin que nada afecte la plenitud de tus sueños? ¡En Lobide tenemos soluciones que te hará “CLICK”! ¡No te pierdas nuestros contenidos! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.