fbpx
colchón para el dolor de espalda y circulación sanguínea

¿Cuántas camas necesito para aliviarme? Con este colchón para el dolor de espalda, ¡le darás de baja al malestar! 

Tanto las enfermedades localizadas en la espalda como las posturas incorrectas, pasan un carrete de malestares que se agudizan con el tiempo y, aunque nos hagamos la vista gorda, la superficie de descanso que usemos tiene una gran responsabilidad sobre ello. En este sentido, escoger un colchón de calidad para el dolor de espalda, forma parte de vuestra recuperación o prevención para futuros malestares lumbares, cervicales e, inclusive, circulatorios. 

Tras la primera punzada “inmovilizadora” en la espalda, la rutina comienza a vivirse con un poco de quejidos y movimientos bastante aparatosos que, al no tratarse de la manera indicada, pueden terminar en una “catástrofe ralentizadora” cada mañana. Si has probado “X” cantidad de paliativos y aún no concibes mitigar esas dolencias de espalda, posiblemente estés cometiendo estos fallos en la búsqueda de tu confort 

Errores garrafales al escoger un colchón para el dolor de espalda. 

 

1. Una cama con escaza firmeza.

En el mercado del sueño, la variedad de equipos de descanso es tan amplia como los gustos a la hora de tirarse en la cama. Un colchón para tratar problemas en la espalda, lo que menos puede ser es excesivamente blando, ya que no ayudará a nuestro cuerpo a conservar su postura. Así, pues, lo recomendando por los especialistas son camas con firmeza alta o media-alta.

2. Colchones tradicionales.

Cuando hay episodios recurrentes de dolores en la espalda, la cama se transforma en un método de sanación, siempre que cuente con las especificaciones para tratarlo.  En pocas palabras, el núcleo de los colchones convencionales y toda su estructura es sumamente básica, suelen deformarse con facilidad, no cuentan con una repartición equitativa de peso y carecen de espumas dedicadas al problema de espalda.

Además, estas camas contienen materiales tóxicos empleados en su fabricación, un factor que las hace poco respetuosas con el medioambiente. Sus componentes tienen una degradación muy lenta y, por lo tanto, nociva para los ecosistemas.

¡Quiero ver mi colchón ideal!

 

3. Con resortes bicónicos. 

Una disputa continua en el mundo de los colchones es si son mejores los de espumas o los de resortes y, la verdad, es que es una elección que siempre estará a merced de las exigencias de quien dormirá en él y al presupuesto que se tenga. 

Pero, ¿qué desventaja tienen los resortes bicónicos en este tratamiento lumbar o cervical? Lamentablemente, no promueven la postura recta de la columna vertebral y su capacidad de soporte es deficiente. Unido a esto, crean puntos de presión, dado su sistema de empuje hacia arriba.

No obstante, para el cuidado de nuestra espalda y en pro de la salud, lo ideal es comprar colchones con espumaciones exclusivas para enfrentar estas complicaciones.

4. Almohadas inadecuadas. 

Pese a que este ítem no responde precisamente a la cama, es uno de los complementos vitales de las horas de reposo. Las almohadas son indispensables para el descanso de muchos, pero pueden convertirse en otro detonante del dolor cervical si no seleccionamos las adecuadas

Al renovar tu colchón terapéutico, también es aconsejable que desistas de las almohadas comunes e incluyas una almohada cervical, indicada para las afecciones en la parte superior de la espalda y cuello.

¿En qué debes fijarte al comprar un colchón para problemas de espalda?

 

– ¿Espumas o resortes?: para estos casos, los más acertados son los colchones con espumaciones. 

– Espuma: viscoelástica. La capa visco tiene interesantes resultados en quienes sufren de molestias de espaldas, gracias a que su función es conservar recta la columna y aliviar la tensión de los músculos, huesos y articulaciones. 

Firmeza: su firmeza debe ser alta o media-alta. 

– Control de temperatura: atérmicos. Los colchones atérmicos detienen el paso del calor, por lo que son menos calurosos en verano y en invierno no absorben las bajas temperaturas. 

Densidad: se aconsejan con una densidad alta, superior a 60 kilogramos. Los colchones con esta densidad son adaptables a todo tipo de cuerpos y también se acoplan a las parejas o personas con sobrepeso. 

– Tipo de somier: los colchones viscoelásticos Lobide se pueden ajustar a cualquier base, dadas sus condiciones térmicas y transpirables. 

– Materia prima: orgánica, debido a sus propiedades saludables y provechosas para quienes padecen de alergias. Aunado a esto, son productos biodegradables y nada agresivos con la naturaleza. 

Tapa de la cama: funda lavable. Un colchón con cubierta lavable hace más cómodo y rápido su proceso de limpieza. 

– Resistencia: cuanto más resistente sea tu cama, mayor será su vida útil. Esta característica está vinculada al estatus de firmeza (alta), densidad (alta) y a los materiales con los que está hecha.

La mejor tienda de colchones en España: Lobide, la tecnología del descanso.

 

Por suerte, en Lobide tenemos el colchón que necesitas para ponerle un “STOP” a tus dolores de espalda: el colchón viscoelástico de azahar y el Nero 90 (firmeza alta y 90 kg. de densidad). Estas novedosas nubes de ensueño son suaves al tacto y cuentan con todas las descripciones para aliviar tu malestar. Están confeccionados con puntos para liberar la presión, repartidos en forma triangular, permitiendo así que el peso corporal sea distribuido uniformemente.

Nuestros productos están creados bajo principios sostenibles, cumpliendo con las normas de ecología humana y certificaciones OEKO-TEX, HYGCEN y AITEX. ¿Ya estás agotado de probar tantas camas y que el dolor de tu espalda persista? ¡Ven a Lobide y relájate! Somos el lugar perfecto para reponer tu energía con elegancia e innovación.  

Es difícil estar despierto cuando tu mente sabe que es hora de dormir, tal vez el problema es que aún no has hallado la fórmula de tu descanso y ¿adivina? Nosotros la tenemos. ¡Descúbrela en nuestros contenidos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *