fbpx
colchon-ecologico-bizkaia

¿Por qué un colchón ecológico en mi dormitorio es la mejor inversión?

¿Tienes idea de todo lo que puedes hacer con casi un siglo de vida? Has recorrido  todos los planes en un instante, ¿verdad? Pues para un colchón 90 años podrían ser insuficientes, su descomposición en un basurero es extremadamente lenta, y contaminante para los suelos y las aguas. Cambiamos nuestro colchón cada 10 años, aproximadamente, un periodo largo; sin embargo, cuando son tirados al vertedero, su tiempo se alarga casi 10 veces más, es un proceso bastante nocivo para el medioambiente. Mira lo que puede cambiar un colchón ecológico.

 

¡Deja una huella ecológica desde tus sueños!

¿Has considerado cambiar tu colchón tradicional por un colchón ecológico? Dormir en una cama de poliuretano con nylon, poliéster y otras espumaciones artificiales no es para nada saludable, corrompe tu cuidado, el de tu familia y el del planeta Tierra; aquí aplicaría el popular refrán “es peor el remedio que la enfermedad”. Un tercio de nuestras vidas se invierte en horas de sueño y apostar por la salud de todos es la decisión más acertada en lo que respecta a la calidad del descanso. 

 

Es cierto, descansas plácidamente sobre un colchón de muelles durante los primeros años de su vida útil y lo amoldas a tu cuerpo, hasta que el proceso se revierte y debes adaptarte a él, pero cuánto pones en riesgo… Tu espalda pide auxilio a gritos, tus alergias claman el cese del ataque y tu sueño se transforma en un desvelo crónico; ahora imagina cuánto daño le hace a la naturaleza durante 100 años de descomposición. 

 

En España, se fabrican alrededor de 1.800.000 colchones anualmente y el 40 % son de muelles tradicionales; los vertederos se colman de tantos colchones en un año que podría hacerse una montaña que sobrepase la altura del Everest 200 veces. ¡Es una locura! 

 

El 90 % de los colchones comunes europeos contienen poliuretano, “¿Qué es esto?”, te preguntarás… No es más que plástico termoestable de difícil biodegradación, a nuestra “comodidad” se le suman 500 bobinas de acero no biodegradables. La composición de estos colchones concentra el 40 % de espumas (a base de poliuretano), también se le añaden colorantes y blanqueadores químicos. ¡Para los ecosistemas, la descomposición de estos materiales es una misión casi imposible! Nuestros suelos y aguas sufren cada vez que cambiamos los colchones, debido a los elementos inorgánicos con los que son elaborados, sin contar los gases que pueden originar si se queman. 

 

¡Refugia tu descanso en un colchón ecológico! 

 

¿Te ha pasado que cuando estás estresado un paseo por algún campo repleto de flores y tonalidades verdes te devuelve un poco el aliento y la calma? O ¿El sonido de las aves o de un río te permite despejar la mente y pensar con claridad, cuando estás abrumado? La energía propia de la naturaleza favorece nuestra concentración y así, cada elemento que la integra nos ayuda a canalizar ciertas situaciones. Con un colchón natural, percibes los aportes de la Tierra mientras duermes.  

 

Dormir en un colchón natural es apostar por la práctica sostenible del medioambiente; es soñar con responsabilidad y despertar saludable. Las líneas de colchones ecológicos Lobide están libres de sustancias tóxicas o modificadas transgénicamente, son completamente naturales, una cualidad que los hace 100 % renovables. ¿Qué prefieres? ¿Dormir sobre derivados del petróleo, recibiendo la emisión de dióxido de carbono, o dormir sobre la frescura y suavidad extraída de la natura? La decisión de tu confort y el de tu familia está en tus manos. 

 

Nuestros colchones naturales 

Están hechos con algodón orgánico, látex de alta calidad, extracto de aceite de soja y de azahar. De acuerdo a sus beneficios, las características varían; los colchones verdes pueden ser terapéuticos, para afecciones en la piel, problemas óseos o musculares; termorreguladores o atérmicos, adaptables, transpirables e incluso, con sistema de aromaterapia, aunque lo más importante es que todos son hipoalargénicos. Sus tejidos y flujo de aire interno evitan la aparición de ácaros y bacterias que arruinan el momento de relajación. ¡Las alergias detestarán la presencia de un colchón ecológico en tu dormitorio! Nuestros productos están certificados bajo las normas ISO sobre ecología humana. ¡No cabe duda de su impacto positivo para el ambiente! 

 

Coloca en una balanza las ventajas y desventajas de los colchones de muelles y de los colchones ecológicos, pregúntate qué ofrece un colchón tradicional a tu salud y qué cambiaría si duermes en una línea natural de descanso. El tablero de puntuación seguro cerrará a favor de los colchones green. Recuerda que los materiales orgánicos son de rápida descomposición, mientras que los inorgánicos tendrán un ciclo mucho más lento, contaminante y tóxico para las plantas y los animales. ¿Apuestas por el planeta Tierra? 

 

Los colchones ecológicos están disminuyendo la brecha ambiental, los elementos usados en su fabricación son favorables para tu salud y promueven la conservación del medioambiente. Desde Lobide, creamos bienestar para todos, visible en cada uno de nuestros productos ¡Conviértete en un héroe ambiental!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *