fbpx
Orden en el dormitorio

Orden en el dormitorio

La teoría de que el dormitorio es un espacio sagrado y que siempre debe estar recogido todos la sabemos, pero en la práctica el orden no siempre es fácil de mantener.

Si quieres tener un dormitorio en perfecto estado para tener un sueño tranquilo, descansar sin problemas, sentir la paz de tener cada cosa en su sitio y, sobretodo, encontrarlas a la primera, sigue leyendo porque te doy algunos consejos sobre cómo ordenar el dormitorio:

Lo primero para aprovechar al máximo el espacio es hacerte con un canapé abatible, este será el sitio ideal para colocar los edredones, nórdicos, mantas, ropa de fuera de temporada, y prácticamente todo lo que se te ocurra. En algunos casos he visto debajo de la cama equipaciones completas para esquiar, accesorios para todo tipo de deportes, maletas, artículos del bebé a la espera de que llegue el siguiente, libros… en fin, que si lo organizas bien puede caberte todo un universo.

Pero, ¿qué pasa si no puedes poner un canapé? Que no cunda el pánico, siempre puedes aprovechar el espacio inferior de la cama con cajones extraíbles y cajas.

Lo siguiente que hay que tener en cuenta es que el perchero, colgador o galán de noche no sea un foco de desorden. Su función debe ser la de dejar las prendas que nos acabamos de quitar o las que nos vamos a poner al día siguiente. Olvídate de las típicas sillas con montañas de ropa y acostúmbrate a llevar cada cosa a su sitio correspondiente, según te la quites o no la vayas a utilizar: cubo de la lavadora, armario, entrada…

Seguimos con el que sin duda es un imprescindible en cualquier habitación principal, la cómoda. La mejor forma de organizarla es por categorías, es decir, pijamas con pijamas, cinturones todos juntos, bufandas, ropa interior… y para facilitar esta tarea los organizadores de cajones, cestas con compartimentos o separadores son la mejor opción si quieres encontrar algo de un simple vistazo.

Por supuesto, no debemos olvidar la importancia de que el armario se ajuste a nuestras necesidades, y por eso, no puedes perderte este post de Tamara Calvo, Organizadora Profesional en Bizkaia, con el que conseguirás un armario más ordenado que el de Marie Kondo.

Y por último, ojo con las mesillas, es lo último que vemos antes de acostarnos y lo recomendable es que estén lo más despejadas posibles. Lo que guardes en ellas depende de tus rutinas y del almacenaje que tengan, pero recuerda que las mesillas de noche sirven para tener a mano lo que puedas necesitar al acostarte o levantarte y, por supuesto, haz limpieza de vez en cuando y deshazte de lo inservible; en orden, menos es mas.

No podía terminar este artículo sin mencionar algo que todas las madres nos han dicho de adolescentes unas doscientas veces: ¡haz tu cama! Y tú, ¿cuántas veces has pensado?: qué pereza, y para qué si a la noche la voy a volver a usar…  Hacer la cama es lo más básico para que tu habitación esté recogida y sin eso nada de lo demás serviría. Es un pequeño gesto que hará que la sensación de orden flote por toda la habitación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *