fbpx
coolchones buenos para la espalda y circulación

¡Alivia tu espalda! ¡Estos son los colchones buenos para la espalda! 

¿Cuántas noches deben pasar para recuperarte al 100 de un dolor de espalda? La realidad es que no hay cama tradicional que valga para sentir el alivio, los colchones buenos para la espalda están hechos con materiales naturales y fabricados con tecnología sanitaria, dedicada a la regeneración del cuerpo durante su descanso. 

El dolor de espalda afecta todo el cuerpo y los quehaceres se hacen más forzados cuando tenemos este malestar. ¡Basta de noches orquestadas por analgésicos y lamentos! ¡Empecemos a hacerle frente al dolor de espalda con una cama indicada para su pronta recuperación!  

¿Cuáles son los colchones buenos para la espalda?

Dado que el dolor de espalda es uno de los malestares más comunes, las fábricas de colchones se han dedicado a tratarlo desde diversas fórmulas, pero la que ha tenido mayor alcance y una gran fanaticada ha sido la de los viscoelásticos naturales. 

La viscoelástica natural, contraria a las camas comunes, están hechas con aceite de soja, como sustituto del poliuretano (un producto fósil), manteniendo sus propiedades terapéuticas y otorgando un mayor confort, libre de químicos. 

En Lobide, creamos una espuma orgánica, que simula la visco, con un diseño 100 % ergonómico, adaptable a cualquier fisonomía y postura, de firmeza alta o media-alta y con perforaciones a la altura de la cadera y de los hombros, de modo que, cuando descansas ejerce presión y libera la tensión del cuerpo. Al mismo tiempo, te ayudará a tener una óptima circulación sanguínea y a mantener recta la columna vertebral. 

Las mejores camas viscoelásticas naturales del mercado

 

Ahora, lo más interesante de nuestra fábrica es que no solo tenemos un único modelo de equipos viscoelásticos, sino que contamos con más de 6 en nuestro stock y cada uno responde a problemas o preferencias específicas como la sudoración, el sobrepeso o el insomnio. 

Nuestras camas, además de tener una espuma visco de aceite de soja, tienen una alta densidad y sistemas que puedes incluir –sin coste adicional– para lograr un descanso 10/10. Bien sabemos que, cada soñador tiene gustos o necesidades específicas a la hora de dormir, por lo que puede personalizar su colchón y disfrutar con un plus sus ventajas. 

Por ejemplo, si duermes en pareja puedes incluir a tu colchón la tecnología dúo, que consiste en 2 núcleos de diferentes firmezas o, si por el contrario, sufres de ansiedad al acostarte, te vendría muy bien agregar el sistema de aromaterapia. Unido a ello, son piezas de descanso sumamente duraderas y, por ser ecológicas, son hipoalergénicas, antiácaros, higiénicas y de alta calidad. 

¡No más dolor de espalda! 

 

El colchón ortopédico es más común y accesible, ¿por qué necesito un viscoelásticos?

Si bien, una de las camas que protagonizó por años el alivio de espalda y ayudó a corregir estas molestias fue la ortopédica, destacada por su alta firmeza, su densidad y su armazón. Sin embargo, son equipos resortados, con una vida útil mucho más corta, no otorgan un descanso profundo y son contaminantes. 

A diferencia de ello, la viscoelástica natural es una espuma compacta, lo que la hace más densa y resistente, creada para impedir la tensión muscular y alinear la espalda, consiguiendo así un sueño reparador y de tirón. Por cierto, es una espumación de bajo impacto ambiental y sin sustancias nocivas que afectan tu salud a largo plazo.  

¡Actualizar tu descanso es recuperar tu salud! Esa frase de que “la cama es solo para dormir” quedó en el pasado. Tu colchón debe conferirte confort, un buen descanso y la recuperación completa de tu cuerpo, es la única forma de asumir un reposo con “todas las de la ley”. Para las dolencias lumbares o cervicales, los colchones buenos son los de espuma viscoelástica natural y en Lobide los fabricamos a tu gusto y medida. ¡Sueña como un PRO, sueña con Lobide! 

¿Estás cansado de NO descansar? ¡En nuestros contenidos están las claves de tu sueño ininterrumpido! ¿Las pasarás por alto? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *