fbpx
Uno de los métodos para dormirte rápido es hacer ejercicios.

¡Qué nada te quite el sueño! 7 técnicas de meditación y relajación para dormir mejor. 

“Jamás pensé que me dejaría, me sentía tan cómodo y ahora me hace ghosting”, lamentó una víctima más de la tasa de desvelos en el país.  Alcanzar la relajación para dormir puede ser un problema serio, sobre todo, cuando las noches en vilo superan el tiempo en el que cuerpo logra reposar. ¿Tu descanso también ha desaparecido? Si es así, este artículo te dará las pistas para reencontrarte con tu sueño. 

De acuerdo con las estadísticas expuestas por la Sociedad Española de Neurología, entre el 25 y 35% de los adultos padecen de insomnio temporal, mientras que, entre el 10 y 15%, lo experimentan de manera crónica.  

Por esta razón, se ha considerado un trastorno común en sus diversas causas. Para combatir estos números, los especialistas recomiendan tratamientos eficaces que recuperen el ciclo de sueño. 

Ejercicios de relajación para reducir la ansiedad, que puedes hacer también en casa.

 

1. Taichí. Conocida por estar vinculada a las artes marciales, actualmente es considerada como un tipo de meditación en movimiento. Unido a ello, su entrenamiento no solo ayuda al cuerpo, sino también a la mente, inclusive, se le ha mencionado como una práctica físico-espiritual.

Si bien, este deporte de movimientos fluidos y lentos esconde su secreto en una larga fila de beneficios para la salud, optimizando la calidad de vida. Está indicado para promover un buen descanso; bajar la presión arterial, los niveles de estrés, la ansiedad y la depresión; favorecer el estado anímico y la oxigenación cerebral; generar mayor resistencia, fuerza, equilibrio y recargar el cuerpo de energía vital.  

Los movimientos del taichí son suaves, trabajando la respiración profunda, la relajación y la concentración. Para explicarlo de otra forma, cuando se hacen las posturas de taichí chuan, solo se extienden los músculos para una posición determinada, pero el resto permanece distendido. 

Yoga, una de las técnicas de relajación con más ventajas.

 

2. Yoga. A diferencia del taichí y desde el aspecto físico, en el yoga la fuerza del cuerpo se ubica en su centro y en los brazos, contrariamente al taichí, en el que las piernas soportan el peso. Otra diferencia es que el taichí consiste en movimientos fluidos, se hace de pie y el yoga, por su parte, tiene variaciones en sus posturas (acostado, de pie, sentado, de rodillas) y sus poses son más fijas. 

Sin embargo, ambas disciplinas son poco intensas, tienen ventajas muy parecidas en las que se equilibra cuerpo-mente-respiración. Del mismo modo, el yoga ayuda a un descanso reparador, promueve la concentración y la memoria, disminuye el estrés y la ansiedad, controla el ritmo cardiaco, es un excelente aliado para aliviar el dolor de espalda y cuello procurando así, el fortalecimiento de su musculatura. 

El yoga es una de las prácticas más famosas de relajación para palear la ansiedad, gracias a su pilar: la meditación. Por lo tanto, tu estilo de vida se transformará con hacer del yoga un hábito, ya que no solo rescatarás la higiene del sueño, sino que estarás en un estado profundo de bienestar. 

Deportes que influyen en la relajación para dormir.

 

3. Cardio. Bien, esta es una opción mucho más activa que las anteriores, pero igualmente vinculada a la estabilidad del cuerpo y como tratamiento contra la ansiedad. De forma similar, las actividades cardiovasculares aceleran la liberación de endorfinas, reducen las dolencias y el estrés, y mejoran el ánimo. 

Los ejercicios de intensidad moderada como caminar, nadar, bailar, andar en bicicleta o correr aumentan la frecuencia cardiaca y, por consecuencia, contrarrestan el insomnio. ¿Cómo? Al incrementar la temperatura corporal (durante el ejercicio) y después descenderla, inducimos el sueño y acortamos el periodo para quedarnos dormidos.  

 

Métodos creativos de relajación para dormir en poco tiempo.

 

Adicional a los ejercicios que requieren movimientos corporales, hay otras terapias que “reposan” en la creatividad y los sentidos, y que podemos complementar –sin inconveniente– con las prácticas físicas. Entre las que aconsejan los expertos: 

4. Arte-terapia. Su objetivo es expresar mediante dibujos, esculturas, pinturas, fotografía aquellos sentimientos, pensamientos o emociones que subyacen en nuestra mente y nos abruman. Una vez que drenamos el malestar, nos sentimos a gusto, libres de preocupaciones y, por ende, estaremos más relajados para dormir a plenitud.

5. Visualización. Esta terapia busca sustituir los patrones de pensamiento negativos por positivos, a través de la imaginación. De la misma manera que nuestra mente viaja hacia la primavera al percibir el olor de las flores, así conectamos con imágenes o momentos que nos dan felicidad y paz. Nuestro cerebro reproduce esas situaciones satisfactorias y las trae al consciente, reactivando el bienestar y aplacando la angustia. 

La visualización puede valerse de recuerdos que hemos registrado con los sentidos y reproducirlos en la construcción de las imágenes. Sin duda, es una técnica que podemos aplicar en cualquier momento de estrés para evocar la calma. 

 

¡Revierte el estrés, descansa sin tóxicos!

 

6. Escritura. Parecido al “querido diario” en el que muchos registramos nuestros sentimientos ocultos y algunos fragmentos del día, la escritura como canal curativo es un aliciente en la adultez. Gracias a ella podemos canalizar las emociones y procesar episodios que han podido desestabilizarnos.

Cuando escribimos (para sí mismos) lo que sentimos, sin censura, descargamos en la hoja las emociones negativas, así como eso que no hemos expresado o que aún no reconocemos como nuestro.  

Relatar lo que hay dentro de sí, por medio de la escritura terapéutica, nos da la capacidad de ver el mundo desde otro ángulo y sacar conclusiones que pueden ser menos catastróficas de lo que creemos. Dicho en otras palabras, la escritura libre es un elemento eficaz para tratar la depresión, el estrés y conseguir así, la serenidad para dormir. 

7. Un colchón Lobide con sistema de aromaterapia. La aromaterapia es uno de los métodos infalibles para conciliar el descanso, pero ¿puedes imaginarte un colchón ecológico que, además de ser una nube esponjosa, destile una fragancia a lavanda o flor de naranjo?

Esta cama tiene propiedades sedantes, debido a las corrientes de vapor aromáticas que viajan en finos canales distribuidos en su interior y esparciendo el aire perfumado por toda la cama, al mismo tiempo que impregna el dormitorio. El colchón Lobide con sistema de aromaterapia estimula el descanso, creando una atmósfera ideal para la somnolencia y para un sueño ininterrumpido. ¡No sueñes con “soñar”! ¡Contacta con nosotros y haz clic en un descaso 100% natural! 

 ¡Quiero descansar toda la noche! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *