fbpx
Comprar el colchón nuevo para dolor de espalda es despedirte del estrés.

¡No te canses, descansa! Así debe ser tu colchón nuevo para el dolor de espalda.

¿Cuánto tiempo tardas en hallar el sueño profundo mientras padeces de una intensa molestia cervical o muscular? Ahora, ¿cuántos analgésicos has tenido que tomar para dormir sin ese dolor? Pensándolo bien, quizás estas durmiendo en una cama inadecuada y ese doloroso episodio termine con un colchón nuevo para el dolor de espalda. 

 

Las posturas que adquirimos para cumplir ciertas tareas o el cúmulo de estrés desencadenan una larga lista de espera de los pacientes que asisten al médico para hacer desaparecer a ese enemigo lumbar, aunque hay soluciones que están a sólo unos kilómetros de la tienda de colchones. ¡Descubre las características que debes buscar en un colchón para estas molestias!  

“¿Cómo debe ser mi colchón nuevo para el dolor de espalda?”

– Debes sentir alivio en las zonas de mayor presión sanguínea y esto es un trabajo para la espuma viscoelástica, pues es perfecta para alinear la columna vertebral y distribuir correctamente tu peso sobre la cama. A decir verdad, son los más recomendados para esos dolores, pues están hechos para aliviarlos y prevenirlos. 

 

– Dureza o firmeza. Te recomendamos que tu colchón nuevo para el dolor de espalda tenga una firmeza entre media y a media-alta. Esto ayudará muchísimo a mejorar tu descanso, pues aliviará la presión en tu cuerpo y mantendrá tu espalda con la postura correcta durante la noche. 

 

– Cambiar de posición mientras descansas también puede influir en ese desvelo doloroso y para ello, ¡tienes una solución en saquitos de comodidad! En un colchón de muelles ensacados no padecerás del efecto hundimiento, dada su espumación superficial, que te otorgará una firmeza intermedia, ¡ni muy duro ni muy blando! Además, la distribución de sus muelles en la zona lumbar te aportará el tan anhelado sueño de tirón. 

¡Tu descanso merece un nuevo colchón para el dolor de espalda duradero!

–  Si te acuestas en una cama que no te ofrezca adaptabilidad, “déjala ir”, no es para ti. Una buena cama para dolores de espalda debe ser adaptable para todo tipo de cuerpo, es esa sensación de abalanzarte sobre ella y no sentir que eres “absorbido por el colchón”. Esta cama, además, debe recuperar su forma apenas te levantas. 

 

– De nada serviría encontrar la cama ideal para atacar tu problema de espalda y que en poco tiempo pierda sus propiedades, entonces otra cualidad esencial para tu salud es que debe ser duradera. Un colchón nuevo siempre otorgará sus beneficios los primeros años, ¿y después? ¿Volverán tus dolencias? ¡Evítalas y compra una cama especial Lobide, son 10 años de calidad en tus sueños! 

Colchones precisos para

En temas de salud, el médico tiene la última palabra y en materia de descanso, es el trabajo de Lobide. Así que si nos pides algún consejo para “practicar la meditación” en tu dormitorio y hacer desaparecer el dolor de espalda, el material viscoelástico es nuestra propuesta más sólida.  

 

Las camas de viscoelástica Lobide están hechas a la medida de tus necesidades, son termorreguladoras, hipoalergénicas, orgánicas, tienen una vida útil de hasta 10 años y, por supuesto, son la respuesta de la terapia que mereces para despertar revitalizado.  ¡Combate estas molestias! Lo tienen TODO, en pocas palabras, son una garantía efectiva de relax en tus noches de insomnio. 

Hacemos rinconcitos curativos con pedacitos de la Tierra, ¡creamos sueños renovables! ¡No te canses, descansa! Mantente al día con nuestros artículos y descubre las pistas para conciliar el descanso perfecto, sueña Lobide.  

Share on facebook
Share on twitter