fbpx
La sudoración excesiva puedes controlarla con una alimentación adecuada y un poco de ejercicios

¿La sudoración excesiva afecta tu rutina? ¡Estos consejos te ayudarán a aplacarla!

¿Cuántas veces te has visto en la necesidad de usar una prenda de ropa determinada para ocultar el sudor? Lamentablemente, estas manchas son mucho más identificables que la “Z” del Zorro. Además, generan sensaciones incómodas tanto por la humedad retenida como por el efecto psicológico que, para algunos, puede tornarse traumático. Y es que, la sudoración excesiva o hiperdrosis interviene de forma negativa en la vida cotidiana de quien la padece, trayendo inseguridad, que puede manifestarse en la auto-prohibición de ciertas actividades o en el uso de algunas piezas de vestir.

El pánico al calor o ese estrés originado por el exceso de sudor lo viven, al menos, un millón de personas en España y, pese a que eviten situaciones en las que pueda mostrarse el efecto profuso de transpiración, el malestar personal no se esconde tras la ropa, puesto que el agobio durante el día no basta y también se sienten sus “coletazos” durante las horas de sueño. Así que, si tu cuerpo produce 10 veces más sudor que el promedio, entonces no hay vuelta atrás, ¡que comience el rescate de tu bienestar!

Remedios sencillos para controlar la sudoración excesiva. ¡Sí, hay soluciones!

Lo primero que debes evaluar, es la razón por la que tu cuerpo está produciendo mucho más sudor de lo habitual, pues es un cuadro asociado a múltiples causas. Bien, puede deberse a situaciones de ansiedad, preocupaciones, genética, uso de ciertos fármacos, alcoholismo, tabaquismo o enfermedades y, en el caso de esta última, suele venir acompañada por otros síntomas. Conocer la raíz del problema permitirá encontrar soluciones específicas para la hiperdrosis; sin embargo, estos truquitos te servirán.

  • Atender la alimentación puede reducir esos “sofocones”. Mientras más alimentos frescos consumas, más control tendrás.
  • ¡Extraño, pero efectivo! Para aminorar la cantidad de sudor de tu cuerpo, coge una patata y córtala a la mitad. Después, realiza con el tubérculo ligeros masajes en las áreas donde quieras reducir la producción de sudor.

¿Y la sudoración excesiva? ¡A raya!

  • ¡OH, salvia de mi corazón y de mis glándulas sudoríparas! Tal como te mostramos, la salvia es controladora por excelencia del “termostato” del cuerpo. Su efecto está en la vitamina B y el magnesio que contiene; por lo que beber una infusión fría de esta planta te caerá del cielo. Del mismo modo, podrías aplicar unas gotitas de salvia sobre las zonas en las que más sudas.
  • ¡Lo artificial se va de tu armario! Los tejidos naturales, los colores claros (blanco o tonos pastel) y las prendas holgadas son tus mejores aliados para que la humedad no afecte tu estética y sientas más frescor. De esta manera, usar telas como el algodón, el lino o la seda agilizarán el proceso de absorción del sudor, situación muy contraria a lo que ocurre cuando usas telas sintéticas como la lycra.

La naturaleza, una asistente clave para contrarrestar el exceso de sudoración.

  • Y hablando de natural… ¡Instala un colchón ecológico para problemas de sudoración! Sufrir de hiperdrosis es sentir la época estival los 12 meses del año, debido a que el cuerpo experimenta el calor a toda hora. Es por eso que, en Lobide fabricamos camas con doble espuma hipertranspirable EVODRY, especial para estas afecciones o para quienes sencillamente aman un descanso fresco. En sí, son colchones exclusivos para regular el calor corporal, la humedad y los malos olores. ¡Confirmado! ¡Son un regalo orgánico para tus energías!

En conclusión, cuando una persona es invadida por la transpiración excesiva, es recomendable incluir estas consideraciones a su rutina, ya que le ayudarán a sentir más seguridad. Por lo general, su cuerpo secreta una alta cantidad de sudor en las manos, pies, axilas, cuello y rostro, por lo que será beneficioso incluir a los hábitos un tratamiento de exfoliación natural.

Mejorar los hábitos es cambiar tu vida. En función de ello, incrementa la confianza en ti y acelera el paso para ganarle a este incómodo problema. No te pierdas las actividades que te gustan ni te sumes más insomnio, ¡afronta la hipersudoración desde tus sueños! Recuerda que todo parte de un buen descanso, así que hazlo saludable, hazlo con Lobide!