fbpx
Uno de los métodos para dormirte rápido es hacer ejercicios.

9 trucos para combatir el insomnio y dormirte rápido.

   

¿Qué no daríamos por descansar mejor? Es terrible pasar una mala noche a causa del acompañante inquieto llamado “insomnio”. Todos hemos sido parte de las conversaciones sin fin con la almohada, de esos maratones de series o pelis por falta de sueño o de esa fuerza antiadherente que cogen los ojos para no pegarse. Nadie está a salvo del trasnocho y cuanto más estrés y preocupaciones tengamos, más agudas podrían hacerse esas noches. Pon a prueba estas tácticas fáciles para dormirte rápido y levantarte tan fresco “como una lechuga”.

Consejos para conciliar el sueño y dormirte rápido. ¿Insomnio? ¡JA! ¡Por favor!

1-¡La alimentación tiene mucho que ver! Antes de irte a la cama, haz una cena ligera, ya que si consumes algo muy pesado puedes padecer de reflujo. Existen estudios que afirman que merendar ligero es una excelente idea, porque ayuda al cuerpo a nivelar el azúcar y a dormir mucho mejor. (Por cierto, olvídate de la cafeína y del alcohol en la cena). 

2- Hora de dormir, hora de despertar. Procura hacer el hábito de acostarte todos los días a la misma hora, igualmente para despertar. Esta técnica será una señal para tu cerebro que, conforme se habitúe, se preparará para dormir a la hora que «lo programes» y se relajará. Del mismo modo, estará activo a la hora que lo acostumbres a levantarte de la cama. ¡No olvides que necesitas dormir, como mínimo, 8 horas!

3- No solo el cerebro, el cuerpo también debe ejercitarse. Las preocupaciones son las principales sospechosas de que no puedas dormirte rápido, por lo que hacer ejercicios te ayudará a liberar endorfinas y estrés. Unido a este proceso hormonal, cansarás un poco tu cuerpo y estará listo para dormir de tirón. Es ideal realizar una rutina de entrenamiento leve, por lo menos 4 horas antes de acostarte. 

4- Relaja cuerpo y mente, ¡es momento del YOGA! Esta actividad que ha dado tanto de qué hablar, gracias a sus impresionantes ventajas, tiene descrita la relajación en su ADN. En tal sentido, practicar yoga antes de dormir permite minimizar la lumbalgia y los dolores de piernas y cadera. Asimismo, trabaja el sistema nervioso parasimpático y el central, dada la intensidad respiratoria que debes mantener.

¡Del trasnocho al reposo! Pequeños cambios para dormirte rápido.

5- ¡Reúne tu periodo de sueño! Es decir, evita las siestas de la Bella Durmiente en el día, puesto que interfieren en el descanso nocturno. Es aconsejable no hacer una siesta superior a los 30 minutos ni pasadas las 3 de la tarde, ¡espantarías de inmediato tu sueño y podrías verlo reflejado en las vueltas que darás para encontrar el descanso! 

6- Un entorno agradable es una atmósfera saludable. Ambienta tu dormitorio para ti, para dedicarte a recuperar tu vitalidad, de esta manera podrás acostarte sin temor al insomnio. Procura un ambiente en silencio, con la temperatura adecuada y oscuro, debido a que pueden ser factores que entorpezcan o retrasen tus sueños.  

7- ¿Y los dispositivos electrónicos? ¡A dormir! El móvil, el televisor, la portátil o la tablet alteran la producción de melatonina (responsable de regular el sueño) por la luz brillante que irradia. Así que, es conveniente desconectarte un par de horas antes de coger tu cobija, ¡al levantarte podrás echar un ojo a todas esas notificaciones! 

8- Un lazo entre la imaginación y el sonido. Aquí puedes unir 2 estimulantes efectivos para dormir bien. Primero, el método de la imagen guiada, que consiste en relajarte en tu cama e imaginarte en un lugar tranquilo, que transmita serenidad, puede ser algún campo verde o una playa, y concéntrate en las sensaciones que disfrutas en ese sitio. ¡Apoya este momento de relax con música suave! Prueba con Nocturno Op. 9 No. 2 de Chopin o una sinfonía de Mozart.

¡No seas parte de las estadísticas somnolientas! ¡Descansa bien!

9- Escoger la nube adecuada. Tenderte sobre un colchón en buen estado y precisado para tu cuerpo y tus necesidades te resultará muy beneficio para poner al día tu energía. Una cama ecológica, por ejemplo, sería el máximo plus que podrías regalarte para tu reencuentro con Morfeo, gracias a las propiedades naturales que integra. ¡Los colchones Lobide son anti-ácaros, hipoalergénicos, regulan los malos olores y la humedad! ¿Dormir mal en ellos? ¡Imposible! 

En promedio, el 20 % de la población española es víctima del insomnio, un efecto boomerang del ritmo estresante de vida y una cifra que se ve incide en su salud. Esto es debido a que el mal sueño debilita el sistema inmunológico, disminuyendo su fuerza para combatir o no dar paso a las enfermedades.

La inmediatez con la que andamos por el mundo virtual, nos ha llevado a exigirle un poco más a nuestro a cerebro, aumentado su “jornada de trabajo” y restándole horas de descanso. ¿La consecuencia? Un desbarajuste terrible en nuestro ritmo de sueño. Ahora, si equilibramos nuestro cuerpo, el reposo, la productividad, nuestra salud y nuestro estado de ánimo se transformarán positivamente. ¡En hora buena!

¡Evita llevar tu cuerpo al colapso! Para dormirte rápido necesitas estar en sintonía con el confort de tu dormitorio. ¡Recrea un espacio ideal para soñar, en nuestros contenidos te explicamos cómo! ¡No te los pierdas! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.