fbpx
La alergia a los ácaros puede alterar enfermedades respiratorias.

Una cuarta parte del mundo sufre de alergia a los ácaros. ¿Sabes cuál es el principal refugio de estos insectos?

¡ALERTA! Si tu dormitorio es el lugar donde tus estornudos se hacen más recurrentes, sientes comezón, tus ojos se enrojecen o lagrimean, o tu cuadro alérgico se dispara en la cama, tenemos noticias: sufres de alergia a los ácaros y, es probable que tu colchón anide no menos de dos millones. En pocas palabras, quizás es su perfecto caldo de cultivo. Ahora bien, tu cuadro alérgico no se debe solo a los ácaros, sino a sus heces, que contienen proteínas a las que debes ser hipersensible.

¿Padeces de alergia a los ácaros? ¡Conoce el escondite ideal de tus enemigos alérgenos!

Estos invasores milimétricos son parientes de las arañas, viven del polvo y aman la humedad, dado que en ella pueden crecer y reproducirse sin problema, lo que quiere decir, es que son contrarios al sol y a la luz. Ellos realmente viven de nosotros, del sudor y de los restos de piel muerta que desprende nuestro cuerpo o el de muestras mascotas.

Para un mayor pesar, son insectos que tienen una reproducción imparable, de manera que, una vez que aparecen se apoderan del espacio donde “son cultivados”. Por darte una idea de cuánta proliferación puede haber en tu casa, vale decirte que en cada gramo de polvo puedes hallar un centenar de ácaros vivos y muertos.

Tan solo su tamaño basta para crear un imperio debajo de tu cama, ya que estas criaturas miden entre 0,2 a 0,5 milímetros; es decir, en un mismo lugar puedes tener un cementerio y un criadero de bichos, que pasarán “desapercibidos” por los espacios más mullidos de tu casa. ¡Son enemigos imperceptibles al ojo humano, pero bastante percibidos por nuestro sistema respiratorio o por la piel!

Remedios rápidos para eliminar los ácaros del colchón.

Más vale marcar distancia entre estos animalitos y vuestra salud. Así que, es momento de cohibirle esas ganas de invadir nuestro colchón y seguir estos consejos para combatirlos de inmediato:

– ¿Cómo negarse al poder del bicarbonato en nuestra vida cotidiana? ¡También es útil para hacerle frente a los ácaros! Retira las sábanas del colchón y esparce sobre él bicarbonato de sodio (antiséptico, neutralizador de malos olores) con aceite esencial de árbol de té o eucalipto (antisépticos), deja que estos elementos actúen por dos horas. Luego, gira el colchón y repite el proceso. Bien, si tienes la posibilidad de exponer el colchón al sol y aplicarle el remedio, muchísimo mejor.

– Otra alternativa natural es el vinagre blanco con agua, pues el vinagre cumple la función de insecticida y bactericida, ideal para la higiene de la cama. Este truquito consiste en verter media taza de vinagre en media taza de agua y rocíalos sobre la superficie de tu colchón. Seguidamente, frota un paño para remover el polvo. ¡Puedes aprovechar esta mezcla para limpiar otros lugares donde se escondan los pequeños invasores!

Recomendaciones diarias para batallar con los ácaros del colchón.

– Como parte de tu ritual para renovar el oxígeno y desechar la humedad, es importante ventilar a diario tu habitación y, si es posible, que entre la luz del sol.

– ¡No hagas la cama en cuanto te levantes! Permite que tu colchón se airee por más de una hora, de modo que salga el calor corporal y, al paso, podrás colocar las sábanas.

– Aspirar el colchón es un clásico, tal vez uno de los best seller de estos métodos contra ácaros. Esta técnica la puedes hacer semanalmente.

– También es necesario usar protectores antiácaros, de preferencia natural, en los colchones y las almohadas, ya que fungirán como barreras para los ácaros.

¡Evita a toda costa la alergia a los ácaros!

– ¡Reemplaza tu colchón por uno ecológico! Así como lo lees, cambiar tu cama convencional por una orgánica es una de las mejores alternativas, debido a que la composición de estos colchones no permite la retención de humedad, tienen un excelente paso de aire en su interior y sus materiales son hipoalergénicos.

Como respuesta a un descanso interrumpido, en Lobide fabricamos camas 100 % orgánicas, por lo que impedir el desarrollo parasitario es una de sus ventajas más exclusiva. La función de nuestros colchones naturales es ofrecerte un descanso de calidad, no solo en la comodidad de tus músculos y huesos, sino en la de tu piel y tu sistema respiratorio.

La alergia a los ácaros o al polvo es muy común en el mundo y se estima que afecta al 25 % de la población. ¿Y cómo saber si la padeces? Es necesario reconocer los síntomas de esta alergia que se manifiesta con secreción nasal, estornudos y ojos llorosos o con picazón, pero en su etapa aguda se suma la tos, presión facial o en el pecho, congestión y piel inflamada debajo de los ojos.

Como ves, por tu vitalidad y la de tu familia es fundamental prevenir la aparición de bacterias en el hogar y, especialmente, velar por el entorno en donde llevan a cabo sus sueños. En pocas palabras, un ambiente ecológico y limpio mantiene a raya la aparición y reproducción de los ácaros u otros diminutos usurpadores de tu bienestar. ¡Instala salud, duerme en un colchón Lobide!

¿Te preguntas cómo conciliar tu descanso y dormir plácidamente? Revisa nuestros contenidos semanales y consigue la clave para soñar de tirón. ¡Sé parte del team Lobide!