fbpx
El polierutano en colchones puede ser reemplazado por sustancias orgánicas

¿Por qué el poliuretano en colchones es nocivo? ¡Tus sueños pueden ser perjudiciales!

¿Dulces sueños? ¡Es necesario analizar qué tan dulce son los sueños en una cama común! La composición de las camas tradicionales se ha sometido a juicio para los aficionados del bienestar común, incluyendo el del medioambiente. Este debate “soñador” se impuso por las sustancias nocivas que guardan en su núcleo y una de ellas es el poliuretano en colchones, presente en el 40% de las espumas.  

El poliuretano es usado en el 90% de las camas comunes europeas, para proveerlas de densidad y firmeza; aunque es un derivado del petróleo. Ahora bien, los polioles son micro-emisores de dióxido de carbono y, pese a que no tienen un efecto directo en nuestro cuerpo, sí lo tienen en el aire que circula en nuestra habitación mientras dormimos.  

 

El poliuretano en colchones y su degradación. 

 

Las camas de poliuretano tienen, además, nylon, pegamento, guata, bobinas de acero y goma espuma distribuida en capas para proporcionar comodidad. Sin embargo, es un confort que tiene “los días contados” en tu dormitorio, ya que son materiales de corta durabilidad, debido a su escasa resistencia. 

Lamentablemente, los beneficios de un colchón común son resumidos, pero en cuanto a la rapidez de su descomposición tras ser desechados, pueden tardar hasta un siglo, contaminando aguas y suelos… ¡Cuánto deben trabajar los ecosistemas!  

Cuando descansamos en camas tradicionales estamos en contacto con elementos que saturan al medioambiente y que perjudican nuestros sueños. Lo peor es que no hay forma de minimizar este daño o evitarlo, salvo que reemplacemos la cama por una totalmente ecológica.  

 

¿Por qué son mejores los materiales naturales que el poliuretano? 

 

Los colchones ecológicos cogieron un auge interesante, pues a diferencia de los modelos comunes, tienen una tecnología novedosa. Su base son productos renovables con fines terapéuticos, incrementando el confort y haciendo de un sueño interrumpido, un descanso profesional y muy placentero. 

Por ejemplo, en el caso de la viscoelástica, una espumación hecha con polímeros, logramos suplantar el poliuretano por aceite de soja, una sustancia que le otorga a la cama las mismas características. ¿Y entonces, es tan inevitable el uso de polierutano en la fabricación de colchones? Basta con decir que en Lobide modificamos la elaboración y comprobamos que pueden aprovecharse otros elementos menos dañinos, más saludables y renovables, sin perjudicar a la Tierra. 

Unido a las propiedades de la natura, las camas Lobide tienen mayor transpirabilidad y absorción de la humedad, son antibacterianos, antiácaros e hipoalergénicos. Algo más, es que gracias al suave tejido green, son capaces de controlar la temperatura corporal, dependiendo de las condiciones climáticas a las que estan expuestos.  

¿Y ahora? ¿Estás listo para cambiar tu cama de poliuretano por un colchón verdaderamente inteligente, con memoria, duradero y amigable con el ambiente? ¡En Lobide lo hacemos a tu medida, potenciando la fórmula de tu descanso! No des más larga a la incomodidad y extiende la vida de tu “creador de sueños”. ¡Instala una cama elegante y exclusiva en tu dormitorio, una con olor a planeta Tierra!

¡Quiero ver los eco-colchones!

 

La responsabilidad con el planeta también es un compromiso con tu salud y la de tu familia, es por ello que en Lobide confeccionamos descansos de calidad para todos.  

¿Tienes dudas sobre cómo mejorar tu descanso? ¡En nuestros artículos semanales las respondemos! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *